Seleccionar página

 

Infancia y conciliación

Foto by: @Kate.T. Parker

Hace unos días retomando la actividad del blog después de unas semanas de locura, estaba organizando los temas a tratar. Una de las  entradas que había pensado escribir era sobre los niños y el verano, pero como ya lo hice el año pasado( aquí )  mi primer impulso fue descartar el tema..

Unos días después me encontraba con esta estupenda reflexión de  @laura_picapino en Instagram: Sobre la conciliación

Hay temas que por mucho que tratemos no se agotan, lamentablemente… por mucho que pensemos que a nuestro alrededor las personas y la sociedad lo tiene tan claro como nosotros, descubrimos que NO siempre es verdad.

Una cosa es que la cruda realidad en este país haga que  la conciliación sea una UTOPÍA y otra muy distinta dar por sentado que los niños no necesitan dos meses y medio de descanso ….

«¿Por qué los colegios acaban las clases tan pronto?» …»¿ Es que no piensan en los padres?»    …» Los profesores se quejan de vicio, con tres meses de vacaciones … si yo no tengo ni 15 días seguidos.»  …»Durante el verano tengo que ponerme a repasar con los niños todos los días, porque si no pierden lo que han aprendido……¡ vaya birria de escuela!»… 

….. y así podría seguir y seguir… podría enseñaros estadísticas al respecto o declaraciones terribles de empresarios…pero creo que todos sabéis de lo que hablo.

Todos conocéis la trampa de asimilar que esto «debe ser así».

De la falta casi total de conciliación, entre un mundo laboral cada vez más despiadado y las necesidades más básicas de afecto y tiempo libre que tenemos, somos víctimas todos pero muy especialmente los niños.

Los colegios no tienen esas vacaciones por capricho, ni para amargar la vida a nadie…las tienen porque los niños necesitan ser niños, al menos una parte del año… Tienen que poder descansar, jugar, emocionarse, aburrirse, pelearse, saltar, correr, aprender…

De nosotros depende cómo lo hagan.

No podemos estar con ellos todo el tiempo que quisiéramos, ya se encarga la vida de recordarnos que no. Parece que hemos olvidado que pasar tiempo juntos es un derecho de ambos: padres e hijos.

Conciliar es un derecho

Foto by: @Alain Laboile

Por favor no les trasmitamos además que son una carga… que la falta total de conciliación es culpa suya y que ellos son los que «estorban»…porque nada más lejos de la verdad.

Si no eres de los afortunados que pueden conciliar, busca opciones lo más amables  y respetuosas posibles con los niños.

Explícales la situación y buscad alternativas que reflejen sus gustos… desde hacer un  campamento de verano  en Bosquescuela  o un taller de teatro  en Sala Cuarta Pared o alguna de las maravillosas experiencias del Espacio Kikiriki … sé que no es fácil ni barato,  pero afortunadamente cada vez hay más alternativas de calidad. A veces la familia y los amigos son la mejor opción y además de facilitar mucho  la tarea permitimos a los peques disfrutar conociéndoles …

Conciliar todo el año.

Foto by: @Alain LAboile

Sea como sea, no dejemos nunca de luchar por nuestro derecho a conciliar la vida privada y la laboral, no demos las cosas por sentadas.

 

Viviremos todos mucho mejor.

 

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies