Seleccionar página

 

Cocinar en familia. Aprender cocinando.

Foto by: Alain Laboile

 

No es la primera vez (ni será la última) que hable de cocina, alimentación o alimentos en este blog…

Hoy os traigo un proyecto del chef británico Jamie Oliver que me parece fascinante. Más allá de que os gusten sus recetas o su forma de cocinar. Llevar la cocina a los colegios.

Ahora me diréis que no ha descubierto América, y tenéis razón.

Hay cada vez más colegios y proyectos que incluyen la cocina como parte de sus herramientas pedagógicas (y es genial)… lo que me ha gustado de este proyecto en particular es su GLOBALIDAD.

Me explico; no solo cocinan o hablan de nutrición o cuidan, preparan y gestionan un huerto… Que ya me parece lo más.

Además trabajan aspectos tan relegados (si no directamente olvidados o rechazados) en las aulas hoy día, como la diversidad, la individualidad (entendida como el hecho de que cada uno es como es, y le gusta las cosas que le gustan ….y no pasa nada) o  el respeto al diferente, al que tiene gustos diferentes al tuyo propio….

La asociación de conceptos o la relación causa-efecto… la sostenibilidad… o cosas tan simples ( y tan terriblemente difíciles de entender para mucha gente) como que el mejor envase de una hortaliza o una fruta, es su propia piel .

No tendrás que convencer a un niño que ha crecido cocinando, hablando y reflexionando sobre la alimentación, de que envolver naranjas en plástico, de una en una es una aberración.

El trabajo en equipo, la responsabilidad de un proyecto o las consecuencias de un error o de una iniciativa ( la receta que sale fatal o el ingrediente en quien nadie pensó, la hace irresistible).

Aprenden a conocer lo que nos rodea.

No solo por lo que pone en sus libros o en sus ordenadores, si no por sus alimentos, su cocina, su historia y las razones que les llevan a comer según qué alimentos, en según qué países y momentos….

No sé a vosotros, pero a mí me parece una forma de aprender a conocer (un poquito más) el mundo, mucho más interesante y divertida que hacer deberes de geografía.

Los niños se relacionan de forma muy distinta con la comida ( por supuesto comen mucho más saludablemente) y con la manera de alimentarse… con el momento y las normas en las mesa. Son más sociables y más respetuosos, más autónomos y mucho más abiertos a probar cosas nuevas.

Obviamente todas estas ventajas no provienen solamente del proyecto de Jamie Oliver o de la cocina, vienen en gran medida de las personas que los hacen posibles y que tienen otra visión de la infancia y la educación…

Que cocinan un mundo mejor.

Os dejo un enlace a un video resumen sobre la iniciativa. Está en inglés, pero se entiende bastante bien:

Estos niños están aprendiendo a cultivar su propia comida.

BON APPÉTIT.

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies